miércoles, 11 de julio de 2012

Lo haría otra vez…



Volvería a jugar al papá y a la mamá con aquel vecinito que más tarde se convertiría en un total desconocido.

Volvería a emborracharme otra vez un día antes de ir a un retiro espiritual y portarme muy mal mientras las monjas duermen. Volvería a caminar bajo una gran tormenta con mis dos mejores amigos, lo haría mil veces.

Volvería a enamorarme otra vez a los diez años del hombre más lindo e inteligente que jamás conoceré en la vida.

Volvería e elegir a los hombres como mi único delirio, las mujeres son muy cabronas para intentar amarlas. 

Le volvería a dar una y mil veces el primer beso, el segundo, el tercero y el penúltimo.
Sin pensarlo dos veces, volvería a escogerlo a él como el primero si tuviese que elegir otra vez.

Sin dudarlo ni un segundo, volvería a elegir a mi mejor amigo aunque a veces no lo soporte.
Volvería a enamorarme perdidamente de mi profesor de la universidad. Volvería a sentirme así, tan feliz, tan infeliz, tan afortunada, tan idiota.

Volvería a escribirle todos esos cursis poemas que ahora no puedo ni leer porque me da vergüenza.

Volvería a besar al ex de una amiga, volvería a enamorarme de él, volvería a hacerle el amor, una y otra vez…

Volvería a mandar a la mierda a cualquiera que me diga que debo de tener unas tetas más grandes para ser más bonita.

Volvería a colgarle el teléfono una y otra vez y cagarme de la risa y del llanto después.

Sin dudarlo por un momento, volvería a hacer todas las locuras que hice por amor, como escaparme los fines de semana, mentir, gritar, besar hasta el hastío, desvelarme con el BlackBerry, sentir que el día tiene pocas horas.

Volvería a besarme con otro delante de él, volvería a agarrar a otro de la mano, con tal de ver esa cara otra vez, esa sensación de placer al ver que al menos una vez sufrió lo que yo sufrí al enterarme de sus amoríos.

Volvería a llorar otra vez, a tragarme todas mis palabras, a tirar mi orgullo en las corrientes del río
Patuca, a cometer las mismas pendejadas por las que sufrí tanto.

Volvería a gastarme toda mi mesada en libros y en vestidos. Volvería a probar la mota y sentirme en el aire otra vez.

Por Dios que volvería a besar esos labios que me demostraron tanto amor y cariño. Aunque sea prohibido y para algunos: abominable, aunque sea pecado, lo volvería a hacer.

Volvería a elegir la misma carrera aunque a veces me arrepienta. Elegiría una y otra vez ser una loca que le gusta escribir lo primero que se le viene a la mente.

Volvería a grabar esos videos, volvería a hacer realidad todas esas fantasías que existen en los rincones de mi perversión.

Volvería a rechazar a cualquiera que no llenase mis expectativas, a cualquiera que no me llenara como mujer, a cualquiera que no estuviera a mi mismo nivel de pensamiento. Les diría adiós sin el menor de los remordimientos.

Volvería a leer los mismos libros, a escribir las mismas pendejadas. A cometer los mismos errores que en su momento me dolieron pero que me dejaron grandes lecciones.

Los mismos raspones, las mismas cicatrices, los mismos granos, los tendría otra vez…

¿Y de qué valdría arrepentirse? Querer cambiar lo que hice y lo que fui, sería no estar de acuerdo con lo que soy ahora. Y como siempre hago honor a la sinceridad, me siento cómoda y tranquila con lo que soy, con todo y las cagadas y los trofeos, tengo veintiún años y siento que no he vivido lo suficiente, pero si he vivido intensamente…

De lo único que me arrepentiría es no haber hecho algo que en ese momento deseé hacer y por miedosa no hice, por pendeja o cobarde, eso ya no importa, lo que he hecho hoy lo volvería a hacer una y otra vez con tal de ser la misma charraluda y loca que está escribiendo estas majaderías.  

8 comentarios:

  1. muy bueno es de ponerse a pensar que he hecho en mi vida tantas cosas, mil perdones, cientos de traiciones y muchas otras cosas que representan la persona que ahora soy.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno mi querida Liz, como quisiera en algun momento de mi vida, tener esos momentos de inspiracion y poder plasmarlos.Pero el arte de las letras no es para todos, por lo menos al momento de escribir. Algunos como yo, solo nos queda la satisfaccion de leer la belleza de las letras escritas por otras manos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS YAMI, DE VERDAD QUE ME ALEGRO MUCHO QUE A ALGUIEN COMO VOS LE GUSTE COMO ESCRIBO Y QUE EN LAS LOCURAS QUE PIENSO VOS ENCONTRES ALGO DE "BELLEZA" SIEMPRE TE RECUERDO AMIGA UN ABRAZO PARA VOS

      Eliminar
  3. ya te extrañaba., me pusiste a reflexionar como casi siempre, son cosas de las que no deberían arrepentirse la mayoría de personas y aun así lo hacen, detesto que se arrepientan ya que fueron sus decisiones y no las mias y después vienen a decir que por mi culpa o ya lo olvide como si yo les creyera, sean sinceros!, pero como no debe importarme lo que los demás dejen de pensar o hacer, los dejare ser libres y aceptare cualquier hecho o decisión que yo si tenga por mas mala que parezca en ese momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. thanks miss Fisher. SSigoesperando tu siguiente post....

      Eliminar
  4. Volveria: Si volvería, a ser yo, con todas sus conseciencias; si, volveria a llorar en plena luz del día por aquel amor que nunca fue; si volveria a creer en la promesa de mi padre que nunca cumplio pero que en mi inocencia absurda aun espero que la cumpla; si volveria a pecar con todas mis fuerzas para que me juzgue quien quiera juzgarme; si volveria a embramarme de una dama aunque esta llevare una H en su pecho; si volveria a optar por el error aun sabiendo sus consecuencias; volveria al exilio si ese es hogar de los libres pensadores; volveria a ignorar al amor para que siempre este ahi y nunca me deje; volveria a conspirar contra las reglas que no son mas que instrucciones para pendejos; volveria hacer lo mismo que ya hice solo que con la conciencia y la alevosía de vivir.

    ResponderEliminar